El arte de los pasos y los palos

grupo de bailaoras flamenco Life Gym

Bailar es expresar, coordinar y ejercitar el cuerpo. Bailar sevillanas y flamenco tiene además un plus: debes desarrollar la habilidad de mover brazos y pies realizando combinaciones de una rica asimetría, en pareja, o en grupo… esta es una actividad en equipo llena de alegría y jaleo. Y esa actitud se respira en el grupo coordinado por Rubén Acién, el profesor de flamenco en infantil. Les pregunta a las niñas por conceptos aprendidos y todas se animan a levantar la mano para contar lo que hacen, son participativas y proactivas: esa actitud también se aprende en ‘flamenco infantil’. 

Dice Anne de 5º de Primaria que, para empezar la clase, “Rubén pone canciones y calentamos”. Se hace calentamiento de brazos y pies. Es muy importante, “porque si no se nos cargan las piernas y los brazos”. Son cinco minutos imprescindibles. A continuación, relata Iranzu de 3º, “hacemos baile o sevillanas en parejas y a veces individual”.  

A lo largo del año aprenden distintos tipos de palos o estilos del flamenco: sevillanas, rumbas y tangos fundamentalmente. Para aprenderlos siguen un orden determinado: primero tenemos que dominar los pies, y luego trabajaremos manos y cabezas. Poco a poco van controlando la posición correcta, y progresivamente van coordinando todo. “Lo más complicado para ellas es coordinar pies y brazos. A su edad es un reto, tiene su dificultad”. 

 

 

También durante el curso aprenden distintas posiciones: punta, tacón, planta, media, golpes… son tecnicismos que poco a poco incorporan a su bagaje de conceptos. Y aprenderán los distintos pasos y movimientos de la sevillana: 1º el paseíllo, 2º la pasada o cruce, 3º giro, 4º zapateado y 5º careos. Rubén Acien comenta que “en ‘la segunda’ aprenden el paso de brazos que se conoce como ‘la barquita’; y además dedicamos tiempo a los zapateados, que son complicados: se van metiendo golpes, se pasa de los pasos base a los pasos dobles…”. 

Pero lo más difícil de todo son los bailes de final de curso, tal y como reconocen casi por unanimidad todas las alumnas. Porque a lo largo del año trabajan distintas coreografías de una exquisita variedad, para distintas actuaciones que realizarán ante públicos diferentes: han bailado en residencias de ancianos, en las “Navidades flamencas” de Burlada invitadas por el coro rociero de Burlada,  el día 31 de mayo realizarán un festival conjunto de sevillanas y zumba en el Colegio Mayor Larraona, y el 11 de junio debutarán en las fiestas de Soto de Lezkairu. En todos estos eventos despliegan un repertorio lleno de fuerza y de ilusión. Y aprenden a manejarse sobre el escenario y ante el público.

De esta manera, se va consolidando esta actividad practicada en el gimnasio Life Gym, que ya cumple 5 años transmitiendo mucha vida y mucho arte dentro del Polideportivo y puertas afuera, con los espectáculos preparados con tanto cariño a lo largo del año para deleitar a públicos pequeños y mayores. 

 

niñas de flamenco infantil del gimnasio-polideportivo Larraona